Detalle

Haga click aqui para ver la informacion reciente de nuestro Ministerio.

Contactenos

Envienos sus fotos, videos cortos y preguntas para que publiquemos los resultados de este Ministerio en sus iglesias.



Historia DEL MINISTERIO

por Dr. Felipe Gagnon

Creemos que una Iglesia Bautista Independiente tiene que nacer de una Iglesia Bautista Independiente ya establecida. Todas las iglesias del Nuevo Testamento tienen su base en la iglesia que Jesús empezó con doce miembros en Jerusalén (Mateo 16:18; Marcos 3:14; I Corintios 12:28). El apóstol Pablo fue enviado a la obra misionera por la comisión de la iglesia de Antioquía (Hechos 13:2-3).
En 1976, seis años después de empezar La Iglesia Bautista La Gracia en Tegucigalpa, la capital de Honduras, aceptamos ayudar a un hermano misionero para poder mantener el instituto bíblico en su Iglesia. En los siguientes cinco años hubo cinco graduados.
Al asumir el pastoreo de La Gracia el Roberto Pineda empezó clases. Durante los siguientes ocho años tuvimos ocho graduados. Con esos hermanos preparados pudimos mudarnos a la ciudad de La Esperanza para empezar otro instituto a petición de un hermano misionero.
Para tener acreditación nos afiliamos como una Extensión del Seminario Bautista Teológico Landmark (Landmark Baptist Theological Seminary) en Fort Worth, Texas. Un Diploma acreditado testifica que el obrero del Señor tiene preparación académica.
El fruto de la obra misionera se ve en las almas convertidas, iglesias fortalecidas e iglesias levantadas. Por esa razón siguen algunos testimonios de los frutos.
El pastor Leonel Maldonado pidió nuestra ayuda para empezar una Extensión del Seminario en su iglesia. De seis de los graduados que son pastores cinco empezaron una iglesia.
El misionero Boanerges Morán empezó una Extensión del Seminario como parte de su ministerio. Su éxito lo motivó para ser un representante voluntario. El ha animado a pastores en El Salvador y México para también tener clases en sus iglesias.
En el programa radial de IBENIL el expositor Dr. Morán enfatiza el valor del Seminario para la iglesia local. El programa de quince minutos sale cuatro veces cada semana en la red de BBN desde Charlotte, Carolina del Norte. Con noventa emisoras en nueve países de habla español la audiencia potencial es casi dos cientos millones.
Como resultado del programa siete pastores en Puerto Cortés, Honduras, comunicaron su deseo de empezar clases. Cuatro años después doce alumnos se graduaron. Los cinco graduados que son pastores empezaron clases en sus respectivas iglesias.
El misionero Jason Tate es el representante en el área de la capital. Además de servir actualmente como pastor de dos obras nuevas y ayudar con una tercera, el Lic. Tate tiene tres Extensiones con setenta alumnos.
Actualmente hay Extensiones del Seminario en nueve países. El Espíritu Santo ha dirigido cada paso del de este ministerio. Sigue extendiendo porque los pastores que se inscriben como Extensión a la vez animan a otros pastores.
El ministerio de cada misionero y pastor es la preparación de los creyentes para la tarea de alcanzar a los perdidos por medio de la iglesia local como Pablo dijo en II Timoteo 2:2, “Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.” Los creyentes preparados que no salen para empezar obras nuevas fortalecen su propia iglesia local.
La parte más difícil del desarrollo de una iglesia es el obrero llamado de Dios para ser el pastor. Esa dificultad está resuelto cuando un obrero espiritual y académicamente preparado empieza la obra nueva. El pastor provee el desarrollo espiritual y el Seminario provee lo académico.
Vemos la necesidad por lo que Jesús dijo: “Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega” (Juan 4:35). Oramos por Su mandamiento: “Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies” (Mateo 9:38). Actuamos porque es nuestro deber (II Timoteo 2:2)